Si estás sufriendo y te sientes cada vez peor y no estás haciendo nada efectivo para salir de tu situación, te contaré por mi experiencia cuáles son las 3 trampas más comunes por las que continúas así.

Seguramente que si te digo que podrías vivir con más amor, con más serenidad, con menos miedos, y que tus relaciones sean más fáciles, esta propuesta te gusta, ¿qué te frena para conseguirla?

En nuestra cultura todavía no hay suficiente consciencia de que tienes el poder de cambiarte internamente y a partir de allí que tu vida sea genuinamente más feliz.

En mi caso yo sufría tanto emocionalmente que cuando comencé mis tratamientos no me importaba nada lo que tuviera que hacer con tal de salir de tanta tortura emocional, además me crié en una familia de psico -terapeutas donde estaba bien visto el pedir ayuda, ¡gracias a Dios!

 

Trampa #1 – Tener que “estar bien”

Estás obligada a “no tener problemas” y no puedes enterarte de que algo en ti anda mal, es un mandato de perfeccionismo que impide que descubras lo que no funciona bien en ti. Esta barrera es muy común en la falta de autoestima y te ata al sufrimiento.

El rechazo por el lado oscuro hace que se aumenten los estados negativos, aumenta la intensidad y de la tristeza pasas a la angustia, a la ansiedad, a la depresión, al insomnio. Lo que podría ser un rato de una emoción no agradable se agranda como con una lupa y se convierte en un problema mayor. Y otra cosa que pasa también es que miras “lo que falta” o “lo que no está bien” en lugar de ver los avances y las mejorías, entonces te sientes desalentada todo el tiempo y te quedas sin esperanzas. Y ésto es una forma de percibir la realidad: imagínate que eliges construir una casa y durante toda la construcción reprochas lo que falta para terminarla, sería un padecimiento permanente, no? y sin embargo la construcción va avanzando y en algún momento se terminará (¡siempre se demora más de lo previsto! y con estos procesos personales también pasa eso), y cuando se termine podrás estar feliz de tu casa hecha a medida. El beneficio en una trasformación interna es que los progresos te hacen sentir mejor y no hay que esperar hasta el final para ver los beneficios.

Recomendación: recuerda que tú no eres tus condicionamientos ni mandatos (como el de ser perfecta), cuando trabajas desde el alma tomas distancia del ego que se siente herido, y sabes que liberar tus condicionamientos te ayudará a vivir desde tu esencia divina. Libera el condicionamiento de “tener que estar bien” como primer paso para poder continuar sanándote y evolucionando, con ayuda profesional será más fácil que lo logres.

 

Trampa #2 – Lo conocido es más seguro

Tienes terror de cambiar aunque te moleste enormemente lo que te sucede, e incluso aunque te informes que podrías estar mil veces mejor insistes en permanecer como hasta ahora. Si lo que te pasa es algo que tu alma anhela que te ocupes, te sacará de esa zona de confort más allá de tu voluntad, tendrás un acontecimiento “externo” que te obligará a hacerte cargo del problema.

Recomendación: ocúpate ni bien se produce la molestia, no tendrías que seguir repitiendo experiencias difíciles cada vez más importantes para que llegues a tomar las riendas del tema.

Te daré un ejemplo para que comprendas de lo que te hablo: tienes un trabajo y tu jefe te reprocha que no te comprometes con tu tarea, que no le das importancia y no te entregas de lleno a lo que haces, porque estás más interesada en tu familia y le restas tiempo al trabajo. Ese conflicto se repite una y otra vez, en cada oportunidad te sientes mal y no haces nada contigo. En un momento te despiden y te quedas sin trabajo. Ese es el acontecimiento “externo” que te llevará a hacer un cambio dentro de ti. Para conseguir otro trabajo seguramente aprenderás a comprometerte con lo que haces y a entregar lo mejor de ti. ¿Por qué? Porque cuando pierdes algo que desvalorizabas, ahora lo valoras y entonces estás más dispuesta a hacer el aprendizaje que antes te resistías a realizar.

 

Trampa #3 – Un proceso de transformación es desagradable y molesto

La negatividad interior se reduce sanando tu pasado, y la aparición de los pensamientos y emociones difíciles es cada vez menor en intensidad y en frecuencia, es una transformación permanente.

La trampa es que supones que un proceso de transformación trae el sufrimiento a la superficie y revives todo lo malo del pasado, esto depende de qué técnicas se usen para liberar las secuelas del pasado. Yo manejo dos técnicas donde no es así, y otras técnicas donde si vuelves a sentir de forma más reducida lo difícil de tu pasado.

En mi experiencia lo que hace desagradable el proceso es la falta de compasión y los juicios críticos sobre lo que te sucede y sobre tu pasado.

Recomendación: que seas compasiva contigo y que no te critiques, esto te permitirá sanarte y pasarlo bien mientras lo haces.

 

Si te cuesta aceptarte puedes comenzar por perdonarte y entonces te será más fácil aceptarte, utiliza todos los días está oración con una intención amorosa en tu corazón oración del perdón. Para amarte más podrías hacer las prácticas que recomiendo en mi artículo 4 ventajas de amarte más y 4 prácticas para desarrollarlo

Cuando ya puedes abrirte y entregarte a un proceso de cambio, y te dispones a hacerlo con gusto y con alegría, avanzarás cada vez más fácil y más rápido y comprobarás que puede ser un placer el proceso, además de vivir cada vez más feliz.

Si te gustó este artículo compártelo en las redes con tus amigas y familia, hay botones al principio y al pie.
¿Es agradable o desagradable para ti ocuparte de tu crecimiento interior? ¿Qué te lo hace difícil? Me encantará ayudarte a hacerlo más fácil. Cuéntame al pie de este artículo.

.

Si estás decidida y dispuesta a sanar y deseas elevar tu Autoestima, para vivir con más amor, más valoración y más confianza en ti, consulta los detalles de mi  “Programa de Autoestima Espiritual”.
¿Te gustó este artículo? No te pierdas la próxima edición del boletín semanal gratis “Entrenamiento Práctico para aumentar tu Autoestima con más de estos. Sólo tienes que suscribirte aquí: 

——-

 

 

——-

María KellerMaría Keller Sarmiento, Mentora y Terapeuta Espiritual.

Ayuda a las Mujeres a sentirse Profundamente más Amadas, Valiosas y Seguras de si mismas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sólo tienes que registrarte aquí y cada semana recibirás mis recomendaciones, orientación y promociones totalmente gratis!.
 
 
Al igual que a ti, no me gusta el SPAM. Respeto tu privacidad al 100% y puedes desuscribirte si no te interesa lo que comparto contigo.