Una y otra vez se comunican conmigo consultantes que están dando vueltas con sus problemas, cuando estás metido “adentro” no te das cuenta de que cambias algún detalle que no es significativo y esperas tener éxito, cuando en realidad sigues repitiendo los mismos errores. Continúas arrastrando tus mismos problemas, siguen pasando los años y cada vez te sientes peor, porque cuando no avanzas, retrocedes, aunque quieras no puedes congelar lo que te pasa para que no empeore.

Mi impresión es que como en las últimas décadas se han desarrollado técnicas más poderosas para transformar los problemas emocionales y tal vez se ha generado bastante confusión con eso, hay mucha información que se presta a malos entendidos y algunos se han ilusionado en que ahora si se puede concretar esa fantasía de que alguien te quite el problema rápidamente.

Es verdad que hoy en día se obtienen mejores resultados y más profundos que los que conseguíamos en los años 70 cuando yo empecé como paciente, y a mi me alegra mucho que se hayan conseguido todos estos progresos, porque los disfruto en mi vida y me permite ayudar con mayor eficacia a mis pacientes.

Sin embargo si caes en alguno de los errores que te contaré continuarás cargado con tus problemas

Error #1-Esperas una solución mágica

Entonces no te metes, no te involucras en lo que pasa durante la sesión porque tu mente está pensando “¿me sirve o no me sirve?” “¿es lo que busco o no?” “¿cuánto tarda en hacer efecto?” “¿esto es lo que me contó mi amiga que vino antes?” “¿era esto lo que leí y por eso vine?” Como no pones el foco de atención en lo que te pasa y en cómo te sientes después, sino en tus pensamientos, no puedes apreciar las diferencias y llegas a la conclusión de que no te sirve.

También tuve consultantes que me han preguntado antes de venir si hacía falta más de una sesión para resolver una lista de problemas gigantes que tenían desde hace 20 años. En ese caso lo que esperaban era un milagro.

Como dice mi marido sería famosa mundialmente si pudiera hacer eso y tendrías que aguardar varios años para tener un turno conmigo.

Error #2-Esperas un resultado determinado

Supones que el beneficio que te dará el tratamiento que tomes debe ser algo específico y si consigues otra cosa, evalúas que no sirve, siendo que tal vez lo que recibes es distinto y mejor para ti que lo que tú esperabas.

Por ejemplo esperas que se te arregle la relación con tu mamá y lo que te pasa es que mejoras la relación con tu marido, que tú no te dabas cuenta, pero te afectaba más. Te doy este ejemplo pero cualquier diferencia entre tus expectativas y lo que recibes lo consideras negativo y que no te sirve.

Siendo tú el paciente supones que conoces el paso a paso de tu camino de evolución y que eres tú quien dirige, aunque estás acudiendo a un profesional capacitado y con mucha experiencia, que puede determinar mejor qué camino tomar y qué pasos son mejores para ti.

Error #3-Picoteas de técnica en técnica

Por los dos motivos anteriores, o por otros, tomas una sesión (o tal vez hasta 3) de cada técnica, pasan los años y continúas con tu problema cada vez peor. Me ha pasado con varios consultantes que vuelven después de varios años de un recorrido por muchos otros profesionales.

Como si la solución estuviera en las técnicas, que sin dudas hay diferencias entre una y otra, y cada una te podrá brindar algo, pero si tú no puedes apreciar lo que te dan, no es la técnica el problema sino que probablemente tú estás cerrado.

Error #4-No tienes idea de cuál es tu caso

Como no te conoces profundamente y con realismo, no sabes la envergadura de tu problema, te comparas con otros (amigos, familia) y supones que para ti debería ser igual, debería pasarte lo mismo que a alguien cercano a ti y que ya lo hizo antes que tú.

Cada proceso es diferente, ni mejor ni peor, de acuerdo a cada persona.

Error #5-Le tiras tu problema al profesional

Te desligas y esperas que el profesional te lo “arregle” y si no lo hace te molestas con él. Tomas un rol pasivo, no te responsabilizas por ti, no te comprometes y que quejas de que no mejoras como quisieras.

Esto nunca funcionaría porque tú eres el protagonista de tu vida y tienes la responsabilidad por ti, puedes recibir ayuda profesional que será un gran aporte a lo que tú pongas para resolver tus problemas.

Error #6-Acudes a un profesional para ser “atendido”

Como tienes la necesidad de ser escuchado, de que alguien se interese por ti, que alguien te trate con afecto, entonces inconscientemente esperas ese “servicio” de un especialista. Si continúas un tratamiento con estas pautas generarás dependencia emocional del profesional, porque lo que has ido a buscar es un parche a tus carencias afectivas en lugar de avanzar en una solución verdadera.

Quien quiere cambiar encuentra el medio, quien no una excusa.

Si estás en la posición de que te cueste “poco” tiempo, dedicación y dinero, así será lo que obtendrás “poco”.  Sólo puedes tomar esa decisión porque no tienes ni idea del enorme costo que pagas en infelicidad, limitaciones, malestar físico y emocional e incluso en enfermedades. Y te aseguro que vivir sufriendo cuesta mucho dinero.

Cuando te das importancia a ti mismo y a tus necesidades, tomas responsabilidad por ti, le asignas prioridad en tu vida, si es necesario recortas otros gastos para tener el dinero, te abres a aprender y pones tu mejor disposición para hacer lo que tú necesitas, entonces encontrarás al profesional más adecuando que podrá ayudarte, y podrás detectar cómo es ese aporte, apreciarlo y harás un camino progresando, donde te sentirás cada vez mejor emocionalmente y te será más fácil la vida.

¿Has cometido alguno de estos errores? ¿Te sirvió esta información para darte cuenta por qué no progresas? ¿Estás estancado sin encontrar una salida? Deja tu comentario al pie, así puedo ayudarte y lo que compartas podrá servirle a más personas también.
Si no te ocupas de atender tus necesidades emocionales, tus dificultades, es un indicio de falta de Autoestima ya que cuando te amas verdaderamente conoces el precio que pagas por no ocuparte de ti. Si precisas ayuda personalizada para elevar profundamente tu Autoestima, para aceptarte más y confiar más en ti, consulta mi programa Autoestima Espiritual.

——-

¿Te gustó este artículo? No te pierdas la próxima edición del boletín semanal gratis “Espiritualidad Práctica para aumentar tu Autoestima” con más de estos. Sólo tienes que suscribirte aquí:

——-

——-

María KellerMaría Keller Sarmiento, Mentora y Transformadora Espiritual.

Se dedica a ayudar a las mujeres a hacer una transformación profunda para aumentar su Autoestima, liberar el origen del sufrimiento que daña la Autoestima e integrar la espiritualidad en la vida cotidiana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sólo tienes que registrarte aquí y cada semana recibirás mis recomendaciones, orientación y promociones totalmente gratis!.
 
 
Al igual que a ti, no me gusta el SPAM. Respeto tu privacidad al 100% y puedes desuscribirte si no te interesa lo que comparto contigo.