Desde mi punto de vista lo principal de una buena Autoestima es el amor incondicional a ti misma, valoración realista de cómo eres, confianza en ti y en la vida, lo que genera una gran serenidad, una vida más grata, con menos sufrimiento y mejores resultados en tus metas del alma. Lograr de forma profunda, verdadera y duradera elevar tu Autoestima implica un proceso de transformación en todos los niveles: conscientes y fundamentalmente inconscientes para que te sientas querida y valorada “con naturalidad”, no sólo cuando usas tu voluntad para conseguirlo.

Por lo que he conocido y lo que observo, estoy convencida que todas las personas tienen falencias en su Autoestima, aunque en algunas están más a la vista y en otras aparecen más en tus relaciones más íntimas, esos dolores de falta de Autoestima multiplican mucho el sufrimiento que podría evitarse con un trabajo de sanación y evolución.

Lo común de la carencia de Autoestima es que te hace buscar en los demás lo que te falta, ya sea amor, valoración, aceptación, reconocimiento, respeto y todo lo que necesites y no lo obtendrás hasta que no lo tengas dentro de ti.

La Autoestima es la base que afecta en cada momento de tu vida: si te amas o te rechazas cambiará cada pequeño acto, la forma en que sientes todo lo que te pasa, la cantidad de tiempo y energía que utilizas para “reponerte” de todo lo que te duele, que será mucho si tú no te amas profundamente.

Hace muchos años yo suponía que yo podría quererme más si yo mejoraba, por ejemplo si bajaba unos kilos, si obtenía mi título profesional, si ganaba más dinero; cuando tuviera más logros en mi vida, entonces sí, tendría más motivos para amarme. Pero el asunto funciona al revés si te amas más obtienes más logros y con menos esfuerzo, porque por ejemplo no te castigas a ti cuando te equivocas o lo que te propusiste no te sale como esperabas.

El primer paso fundamental

Es la aceptación, que no es resignación sino amigarte y darle la bienvenida a todo lo que eres, lo que te gusta y lo que no te gusta de ti, dejar de juzgarte críticamente y abrazar todo lo que tienes y todo lo que la vida te trae. Por supuesto que esto no significa que no cambiarás nada, podrás cambiar lo que necesites o consideres bueno modificar en ti, pero es el primer paso para que tu transformación sea más fácil. Con la aceptación lo podrás transformar, sin aceptación lo agrandarás al rechazarlo o al negarlo y usarás toda tu energía en querer sacártelo de encima y quedarás atascada en esa lucha.

Clave #1-Pon la intención de aceptarte

Convéncete en todos los planos: mental, emocional, físico de que necesitas primero aceptación y pon la intención y la actitud de abrirte, la intención es la energía que nace del corazón y tiene la fuerza suficiente para hacer una transformación, pero si lo intentas sin convicción nada pasará. Entonces cada vez que realices las prácticas que te propongo acá sintonízate con la intención y la actitud de aceptación. Al comenzar quizás sea un trabajo de paciencia: trátate suavemente y sin juzgarte, intenta y si no te sale está bien igual, lo intentas en otro momento, y tarde o temprano notarás los avances.

Clave #2-Práctica de aceptación

Elige algo de ti que te desagrade o te cueste aceptar, siéntate con la espalda derecha o acuéstate y con los ojos cerrados comienza a poner atención en tu respiración durante 2 ó 3 minutos y dale la bienvenida a todo lo que aparezca: ya sean pensamientos o emociones o sensaciones físicas o impulsos, déjalos ser sin rechazarlos ni retenerlos. Luego envía la respiración hacia eso que elegiste para aceptar, quédate poniendo tu atención y tu respiración en ese aspecto de ti durante unos minutos con una actitud abierta de aceptar y no juzgar, observa si se produce algún cambio, no fuerces el cambio, si sucede está bien y si no sucede también. Termina la práctica con algunas respiraciones profundas y pausadas.

Clave #3-Otra práctica de aceptación

Elige algo de ti que te desagrade o te cueste aceptar, siéntate con la espalda derecha y con los ojos cerrados comienza a respirar suavemente llevando el aire a la altura del esternón (donde está el chacra del corazón) y coloca tus manos allí, quédate así unos 2 minutos, luego imagina que pones en tu corazón lo que has elegido y te quedas respirando y dándole con la intención desde tu corazón y tus manos todo el amor para que se produzca la aceptación durante algunos minutos. Hazlo con suavidad hacia ti: no importa si te resulta fácil o si no puedes sintonizarte con el amor que transforma, en cualquier caso habrás generado una diferencia por pequeña que sea y en otro momento podrás intentarlo nuevamente.

Clave #4-Reduce las críticas

Cada vez que piensas o hablas criticando estás reforzando y alimentando el rechazo, ya sea que te critiques a ti o a otros, o critiques las circunstancias, lo que sea, o que escuches a alguien que lo haga. Entonces presta atención durante el día y no alimentes esas conversaciones o esos pensamientos, no luches, sólo deja de hacerlo y dirige tu atención a otra cosa.

Clave #5-Libera el peso del pasado

Un trabajo más profundo que también te ayudará, sobre todo en los niveles más automáticos de crítica y rechazo, será limpiar las huellas del pasado de experiencias difíciles en esta vida, en vidas anteriores y de tus ancestros que marcaron en ti este molde de falta de aceptación. Para hacer esta transformación más profunda necesitarás ayuda profesional, al menos en una primera etapa, posteriormente podrías aprender técnicas para hacerlo por ti misma.

El proceso de aceptar todo lo que hoy no aceptas de ti es una transformación que podrás hacer paso a paso, con cada aspecto que descubras en ti, para que tengas una pauta: seguramente un mismo aspecto lo harás varias veces hasta que notes mayor aceptación, si te dedicas con buena disposición y continuidad conseguirás un cambio que es muy agradable, compruébalo por ti misma: la diferencia de vivir con más aceptación te dará más serenidad, más alegría, más placer de vivir, todo será más fácil y más relajado al no estar a contra corriente todo el tiempo.

Es una costumbre muy común en nuestra sociedad criticar mucho e implícitamente rechazar la mayoría de las cosas, y perder todo el tiempo y toda la energía en eso sin concretar ninguna mejora. Si te dispones a cambiar de carril e inclinarte hacia la aceptación, a darle la bienvenida a lo que sucede aunque no comprendas el sentido que tiene, comprobarás que vives mucho mejor y que tendrás más claridad para generar cambios y estarás más creativa, tendrás ideas más originales de cómo llevar adelante cada cosa que te interese.

Si te gustó este artículo compártelo en las redes con tus amigas y familia, hay botones al principio y al pie.

 

Si tienes alguna duda sobre esto consúltame al pie de este artículo, tu duda puede ser la de otros y los ayudarás a ellos también con tu pregunta. Cuéntame ¿te resulta difícil aceptarte completamente? ¿hay algo en particular que nunca has aceptado de ti? La sociedad pone modelos muy exigentes ¿estás atada a alguna de esas exigencias y te reprochas por no llegar a cumplirlas? ¿tienes miedo de ser rechazada por ser distinta?

 

¿Necesitas ayuda personalizada para elevar profundamente tu Autoestima, para aceptarte más y confiar más en ti? Consulta mi programa Autoestima Espiritual.

——-

¿Te gustó este artículo? No te pierdas la próxima edición del boletín semanal gratis Entrenamiento Práctico para Aumentar tu Autoestima con más de estos. Sólo tienes que suscribirte aquí:

——-

——-

María KellerMaría Keller Sarmiento, Mentora y Terapeuta Espiritual.

Se dedica a ayudar a las mujeres a sentirse Profundamente Amadas, Valoradas y Seguras de si mismas

6 Responses to Cómo aumentar tu Autoestima – 5 claves para dar el primer paso fundamental
  1. Hola María.Te dejo mi inquietud:me cuesta trabajar el desapego.

    • Hola Celia, cómo estás? Necesito que me cuentes algo más específico para responderte: de qué te quieres desapegar? exactamente qué haces para intentar desapegarte y no puedes conseguirlo? te daré una pauta: no luches, puedes probar las 2 prácticas que propongo en este artículo con actitud de entregarte y que no te importe el resultado, sólo lo haces para vivir la experiencia. Espero tu respuesta para poder ayudarte más específicamente en tu dificultad. Un abrazo de corazón. María

  2. Maria, que articulos interesantes, los leo varias veces, me hacen mucho bien, son un complemento de muchas lecturas que vengo haciendo de autores muy buenos , desde hace varios años, gracias, sos un ser de luz, te admiro , y respecto todo lo que haces, un saludo afectuoso.

  3. Hola María,mi maestro de Numerología(81años) tuvo un problema cerebro vascular,está internado,hace pocos días que recuperó el habla y conoce.Lo aprecio y lo respeto ,mi reacción fueron dos días de fiebre y tres días de presión mínima muy baja.Diagnóstico: problema emocional-reposo.Nunca tuve un episodio igual.Gracias María,un abrazo.

    • Hola Celia! Mi opinión es que es muy humano que te impacte emocionalmente esa situación, lo primero que puedo recomendarte es que aceptes lo que te pasa y lo que sientes. Lo que puedes hacer para tener un mayor beneficio en ti sería que profundizaras sobre lo que sentiste y sanaras lo que descubras. Un abrazo con mucho amor para ti.


[top]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sólo tienes que registrarte aquí y cada semana recibirás mis recomendaciones, orientación y promociones totalmente gratis!.
 
 
Al igual que a ti, no me gusta el SPAM. Respeto tu privacidad al 100% y puedes desuscribirte si no te interesa lo que comparto contigo.