Si ya has avanzado y estás avanzando en tener una vida con más amor, con más valoración, con más autoestima, con mayor felicidad, con más serenidad y paz, con más confianza en ti y en la vida, vives más en contacto contigo y estás comprometida contigo en seguir mejorando más aún, será importante que tengas muy en cuenta lo que comparto contigo en este artículo.

Lo que yo vivo y propongo implica un cambio desde adentro hacia afuera, que comiences por cambiar tú en cada momento, en cada circunstancia, en cada relación, sin embargo la gente con la que te rodeas y el tipo de situaciones en los que participas es un componente que tiene mucho peso en tu vida. 

He observado que muchos de mis consultantes cuando se sienten mejor, están muy contentos con los cambios logrados y desean que su familia, sus amigos, sus compañeros también hagan los mismo que ellas o se dedican a enseñarles lo nuevo para que ellos también mejoren su vida, a veces dedican tanto a volcar lo que aprendieron a sus allegados que se olvidan de seguir avanzando para si mismas y ya no se ocupan más de si mismas, como si hubieran llegado al techo de su bienestar, sin embargo no hay límites en todo lo que puedes transformar y lo que puedes llegar a ser. Ese es uno de los errores muy comunes: como tú estás mejor te dedicas a los otros y ya no te ocupas de avanzar más.

Para ayudar a los demás cuanto mejor estés tú más aporte será para todos los otros, tus seres queridos y el resto de la humanidad, porque la energía se transmite a los que están cerca y a los que están lejos también.

Caso #1 – Las relaciones laborales

Si trabajas en grupos es muy común quejarse, o tener conversaciones desalentadoras sobre que el país está mal , o la economía va mal y seguirá peor aún, o todo lo que funcional mal en el mundo. Ese tipo de conversaciones activan dentro tuyo mucha negatividad, aunque no lo identifiques, puedes quedarte con pesimismo, o ansiedad o bronca o tristeza, o un malestar que no puedes saber de dónde proviene.

Es crucial que te corras de las conversaciones que sólo multiplican la negatividad hasta el infinito, porque todo eso quedará contaminándote en todos los aspectos de tu vida. Y cuando trabajas para cambiar un hábito tóxico es mejor alejarte de quienes están sumergidos en ese hábito.

Una buena estrategia: cambiar de tema preguntándole al que habla sobre algo lateral de lo que cuenta o un tema totalmente distinto, y cada vez que “caigan” en lo negativo cambias el tema. Otra posibilidad es irte a otro lado (ya sea un toillete) o a servirte agua, salir de esa conversación.

A nadie le hace bien hablar así, tú tienes la responsabilidad de cuidarte a ti, para ti misma y para irradiar una energía más amorosa hacia toda la humanidad.

Caso #2 – Las relaciones con amigos

¡Por favor no hables de problemas!, en mi país existe la creencia que si eres un buen amigo tienes que escuchar los problemas de los otros: la mejor amistad sería no hablar de problemas, cada vez que hablas de problemas los multiplicas en ti y en los demás, fortaleces al problema y refuerzas las creencias negativas de que eso es un problema y que es algo muy difícil. Habla de otros temas, aprovecha a compartir las experiencias lindas que has vivido, si quieres hablar. Otra opción es hacer actividades juntos: deportivas, creativas, artísticas, espirituales, cocinar juntos, etc. ¡Deja descansar la mente! ¡Y disfruta del momento, del afecto, de estar juntos!

Muchas veces necesitarás cambiar la forma de relacionarte con tus amigos de antes, si es factible, y si los ellos se acomodan a tu cambio.

¿Tus amigos te alientan? ¿Confían en ti? ¿Confían en tus habilidades? ¿Confían en que puedes lograr tus sueños? ¿Te aman y te valoran? ¿Y tú haces lo mismo por ellos?

Revisa tus amistades, si has cambiado, será muy importante que ellos sumen para ti buenas actitudes, buenas intenciones, que no estén enganchados en tu negatividad y alimentando tus limitaciones y tu sombra.

Caso #3 – Las relaciones con la familia de origen

Con la familia que has armado tú: tu pareja, tus hijos, tus sobrinos, a medida que tú avances actuarás distinto, aún sin darte cuenta, y eso funcionará bien, seguramente todos se adaptarán y estarán mejor, en mi experiencia (mía personal y la de mis pacientes) esas relaciones las podrás modificar con más facilidad.

Acá suele ser algo más delicado: tus padres, tíos, hermanos, las personas con las que te criaste, son las que seguro tienen los mismos moldes nocivos que tú adquiriste, entonces al estar juntos se potencian y fácilmente se recrea la negatividad tan conocida por todos. El cambio en ti tendría que ser muy grande para que esto no te afecte, se activarán inconscientemente los patrones comunes, es como tomar sopa de negatividad. Te aseguro que aunque no lo percibas quedarás afectado por esa resonancia en común.

En estas relaciones será importante que te cuides, una estrategia es hacer encuentros de poco tiempo: media hora, una hora, antes de que sea grave. Otra es verlos solamente si te sientes bien, no ir “con las defensas bajas” porque puede herirte más lo que sea dañino para ti. Otra es prestar atención a qué cosas compartes con ellos y cuales no: por ejemplo si les cuentas tus anhelos y tus sueños más importantes, para que no te derrumbes, para que no “te pinchen el globo”. Tú sabrás de acuerdo a tu historia qué es lo más difícil en esas relaciones para que no te expongas a quedarte muy afectada o incluso “atrapada” cuando estás trabajando en ti para salir de esos moldes.

No quieras “salvar” a tus amigos o familia, porque como en todas las adicciones: sólo harán algo para vivir bien cuando estén convencidos y pongan todo lo necesario para lograrlo, te garantizo que lo comprobé: lo intenté muchísimas veces antes de aceptar que esto es así. Puede aparecerte la culpa por hacer estos cambios, como si les hubieras jurado continuar como hasta ahora, sin embargo te aseguro que será bueno para ellos también, los ayudarás con tu ejemplo y tu energía a optar por una vida mejor.

El entorno “te carga” porque activa toda lo difícil que tienes dentro y lo potencia, si nadas en negatividad durante el día, será muy difícil que puedas estar en paz, con amor hacia ti y hacia los otros. Esto no significa que tengas que aislarte, sino estar en entornos más amorosos, positivos, espirituales, más constructivos, con gente que vive mejor y que se ocupa de seguir mejorando cada vez más.

Ten especial cuidado en tu ambiente humano, sin culpar a los otros, algunas dicen “me hace mal porque soy como una esponja”, eso que ves es un espejo, pero tú ahora te encargas de reducirlo, no es para sentirte superior a los demás, sino para que tú puedas avanzar más fácil en conseguir más amor y luego brindarlo.

Una pauta para elegir con quienes te relacionas es que ellos vivan como tú quisieras vivir: con buena autoestima, con amor, con valoración hacia los demás, con alegría, con serenidad, con solidaridad… Entonces tú te nutrirás de ellos y ellos también se alimentarán de lo bueno que hay en ti.

Cuando tú cambias será valioso salir de la inercia y estar atenta a lo que te hace bien y modificar lo que ya ha quedado viejo, con formas que ya no te resultan buenas.

Si ya te eres responsable por tu bienestar y buscas ayuda profesional personalizada para elevar más tu Autoestima haz click aquí para conocer más detalles de mi “Programa Autoestima Espiritual”.
¿Te cuidas de las conversaciones tóxicas? ¿Has cambiado tus relaciones a medida que cambiaste tú? ¿O eres complaciente con los demás aunque pagas un precio alto por darles el gusto y mantener códigos que te hacen mal? Cuéntame cómo te va ésto. Deja tu comentario al pie.

——-

¿Te gustó este artículo? No te pierdas la próxima edición del boletín semanal gratis «Entrenamiento Práctico para Aumentar tu Autoestima« con más de estos. Sólo tienes que suscribirte aquí:

——-

——-

María KellerMaría Keller Sarmiento, Mentora y Transformadora Espiritual.

Se dedica a ayudar a las Mujeres a hacer una Transformación Profunda para que se sientas más Amadas, Valiosas y Seguras de si mismas

12 Responses to Como protegerte de tu entorno – 3 casos importantes
  1. Esta web es realmente un paseo a través de toda la información que quería sobre este este tema tan complejo y no sabía a quién preguntar .

  2. Gracias, es muy real, en distintos ambientes uno se ve sumergido en conversaciones tan negativas que uno nunca iniciaria, y esta bueno darse cuenta y poder apartarse, porque generalmente te dejan un sabor muy amargo y todo lo que haz construido tratando de emitir amor y moverte en esa sintonia se derrumba. Muchas gracias por tus consejos, es algo muy real que nos pasa a cada momento.
    Gracias siempre por tus palabras.
    Adriana

  3. Que buen artículo María!!! Gracias, gracias, gracias!!!
    Un gran abrazo♥

  4. Maria, vi si una dificultad, en el articulo anterior, pero insisti, y todo se soluciono , era mas fuerte las ganas de leerlo, no sabes cuanto me ayudan estos temas tan positivos, son para mi un incentivo , a tantas lecturas, y terapia, un saludo afectuoso.

  5. Buenisimo …gracias!!!!

  6. Muchas Gracias María es una bocanada de aire fresco tu boletín y me recuerdan muchas cosas que leí y aplique pero que la rutina las escondió .
    Cariños Rosana


[top]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sólo tienes que registrarte aquí y cada semana recibirás mis recomendaciones, orientación y promociones totalmente gratis!.
 
 
Al igual que a ti, no me gusta el SPAM. Respeto tu privacidad al 100% y puedes desuscribirte si no te interesa lo que comparto contigo.