Tus cualidades y habilidades son los dones que trajiste a esta vida para desarrollar tu camino espiritual, entonces son muy importantes para tu vida, son exactamente lo que necesitas usar para lograr una vida infinitamente mejor por tu evolución espiritual.

Potenciar todos los dones de los que dispones te dará mucha energía verdadera y positiva, mucha fuerza y mucha confianza en ti.

Hay quienes piensan que valorar tus talentos es orgullo o ego, sin embargo lo digo desde un lugar distinto: tu alma eligió esos talentos, porque eran los mejores para el camino que viniste a hacer en esta vida para que los uses en tu evolución. Son tu riqueza genuina, y tal vez los estás desperdiciando.

Paso #1 – Haz una lista muy completa de tus cualidades, virtudes, habilidades

Tómate el tiempo de escribir una lista bien completa, dedica varios días a completar esta lista, agrega cosas importantes y también otras que consideres menos significativas, todo lo bueno que sepas de ti inclúyelo. A veces eso que supones pequeño es algo que aprovechas poco de ti mismo y podría ser lo que más estás necesitando potenciar en este momento.

Te daré algunos ejemplos:

-soy generoso

-escucho con atención cuando me habla alguien que quiero

-soy rápido para entender conceptos nuevos

-soy buen amigo

-soy muy trabajador

-cocino muy bien y con creatividad

-soy un excelente dibujante

-tengo perseverancia para ejercitarme diariamente

-soy inteligente

-soy buen tenista

-soy comprometido con quienes amo

-soy honesto conmigo cuando me equivoco

Paso #2 – Selecciona lo que más necesitas reforzar

Fíjate de la lista las cualidades en las que menos “te la crees”, que no te sientes con la certeza de ser así y también las que supongas que te sería útil desarrollar más. Para cada una de las que selecciones de la lista realiza el paso #3.

Paso #3 – Práctica para potenciar una cualidad

Elige algo bueno de ti de lo que marcaste en el punto #2, evalúa de 0 a 10 en cuánto confías en ser de esa forma (0 es nada y 10 es lo máximo).

Durante un mínimo de 3 días realiza la siguiente práctica:

Siéntate en un lugar tranquilo en tu casa, cierra los ojos y comienza a sentir qué significa para ti esa cualidad, asócialo con una imagen, y siente con los 5 sentidos (vista, oído, olfato, gusto, tacto) y las emociones y  sensaciones que te produce vivir con esa cualidad (supongamos qué te brinda ser inteligente), tómate unos minutos para saborear con los sentidos esa cualidad.

Luego de los 3 días de esta práctica vuelve a evaluar si ya confías plenamente (que le darías un 10) en que eres así, por ejemplo confías plenamente en que eres inteligente. Si no llegaste a reforzar esa cualidad en ti, continúa haciendo esta práctica algunos días más.

Sobre todo el capital que posees, cada uno de tus dones, de tus cualidades, tus habilidades te hará mucha diferencia que las sientas dentro tuyo, que las tengas conscientes y con un registro muy vívido de cada una de ellas. Hace una gran diferencia entre que pienses que eres inteligente a que sientas e integres con más fuerza en ti, que eres inteligente. Esto te fortalecerá, te dará mucha seguridad en ti mismo y estarás con más fuerza, más vitalidad, más ánimo, más esperanzas, y aprovecharás más cada uno de estos dones en tu vida. De hecho cuando tengas un problema pregúntate cuáles de tus dones te podrían ayudar con ese problema y aprovéchalos a consciencia.

Cuéntame si confías en tu dones, si los aprovechas realmente, si te sientes seguro de todo lo que vales. Y también comparte tu experiencia al hacer estas prácticas que te propongo en este artículo. Deja tu comentario al pie así puedo responderte.

 

Si te dedicas a vivir la Espiritualidad para que el amor cambie cada momento de tu vida y necesitas ayuda personalizada para obtener más  resultados en tu Autoestima, que transformará toda tu vida, haz click aquí para conocer más detalles de mi “Programa de Transformación desde el alma”.

——-

¿Te gustó este artículo? No te pierdas la próxima edición del boletín semanal gratis «Espiritualidad Práctica para aumentar tu Autoestima« con más de estos. Sólo tienes que suscribirte aquí:

——-

——-

María KellerMaría Keller Sarmiento, Mentora y Transformadora Espiritual.

Se dedica a ayudar a las mujeres a hacer una transformación profunda para aumentar su Autoestima, liberar el origen del sufrimiento que daña la Autoestima e integrar la espiritualidad en la vida cotidiana.

4 Responses to ¡Potencia tus dones! – 3 pasos para hacerlo real
  1. María, que sucede cuando el pasado pesa tanto, que no te puedes liberar de el en el presente, anhelas vivir mejor, en mi caso me nutro de cuanto puedo, y de esta lista algo tengo, y me hace bien reconocerlo , pero las angustias de la niñez y mas, me persiguen en cualquier momento, mi deseo es liberarme, un abrazo .

    • Hola Yolanda! Para liberarte de las angustias de la niñez necesitas hacer un tratamiento con un profesional que trabaje con técnicas como Memoria Celular u otras que liberan las huellas del pasado. Entonces se reducirán cada vez más esas emociones. Un abrazo de corazón. María

  2. María, que se entiende por espiritualidad, (presencia de Dios?)o algo mas que eso, me gustaria saberlo con más precisión , gracias, por lo sencillo y profundo de tus articulos, que ayudan a crecer internamente, un abrazo.

    • Hola Yolanda, cómo estás? Mas allá de las creencias que puedas tener, es lo esencial de ti misma y de la vida, la experiencia espiritual es muy agradable y es un estado completamente distinto «del común» en el que todos viven. Existen distintos tipos de conexiones y esperiencias espirituales, según las prácticas que se hagan para llegar a esos estados internos: por ejemplo no te genera lo mismo orar que una meditación. Un abrazo. María


[top]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sólo tienes que registrarte aquí y cada semana recibirás mis recomendaciones, orientación y promociones totalmente gratis!.
 
 
Al igual que a ti, no me gusta el SPAM. Respeto tu privacidad al 100% y puedes desuscribirte si no te interesa lo que comparto contigo.