Hace unos años comprobé que no es necesario seguir cargando con todos estos miedos y tuve muchas pacientes que consideraban que era normal vivir así, y para la sociedad también es normal vivir con falta de Autoestima porque es muy común, pero tiene solución. Es tan común la falta de Autoestima, en diferentes grados todos tenemos alguna escasez de Autoestima, y entonces parece que no hubiera opciones mejores, pero las hay. Entonces es provechoso que te fijes si tú también estás aguantando miedos y sus consecuencias que podrías quitar de tu vida.

Yo tenía enormes agujeros de Autoestima, porque tuve una historia muy difícil, que me dejó secuelas gigantes, me ha llevado años de tratamientos para lograr avances, y no sabía, lo que hoy se, que todos esos problemas se englobaban como autoestima. Y he experimentado el profundo dolor de no sentirme valiosa, ni amada, ni de merecer nada bueno.

Lo que considero una buena Autoestima es amor incondicional hacia ti, aceptación, valoración, confianza en ti y en la vida ¿estás bien con todo eso?

Las heridas de lo vivido dejan marcas que si no las sanas las padecerás por el resto de tu vida. Claro que estos miedos son “humanos” y muy comunes, pero si estos miedos te dominan inconscientemente o conscientemente, si estos miedos “te toman”, estás viviendo a media máquina o un cuarto de máquina, muy por debajo de como podrías vivir. La buena noticia todos estos miedos se pueden reducir mucho y si conoces más lo que te pasa estarás más cerca de resolverlo.

Miedo a que no te quieran

Miedo a que te critiquen

Miedo al abandono

Miedo a no merecer algo bueno

Miedo a que no te acepten

Miedo a que no te respeten

Miedo a que no te valoren

Miedo a que no te reconozcan

Miedo a que te desprecien

Miedo a no poder hacerlo bien

Miedo a que te dejen

Miedo al rechazo

Miedo a la falta de aprobación

Miedo a la falta de amor

Miedo a la soledad

Miedo al futuro

Miedo a sufrir

Miedo a que descubran tus errores

Miedo a equivocarte

Miedo a no gustarle a alguien

Miedo a no ser tú misma

Miedo a no merecer el amor

Miedo a que no tener una linda vida

No pretendí hacer una lista exhaustiva, esto es para darte una pista, si tienes otros miedos y quieres consultarme, hazlo al pie de este artículo, que me encantará responderte.

 

La solución más permanente es sanar el origen profundo de cada miedo, si es tu momento para hacerlo consulta  los detalles de mi  “Programa de Autoestima Espiritual”.

 

Mientras tanto te doy estas 5 claves para minimizarlos:

#1-esos miedos no son quien tú realmente eres, pero si te los crees los vives como verdaderos

#2-no los alimentes con pensamientos y conversaciones sobre esos miedos, cada vez que los descubras respira profundo y pon la atención en otra cosa

#3-si estás muy tomada por el miedo: escribe a mano en una hoja todo lo que te venga sin censura, si te surge llanto permítelo, desahógate que eso dura un rato y se termina, y luego quema ese papel

#4-puedes expresar los miedos para descargarlos

#5medita diariamente así te entrenarás en no identificarte con tus pensamientos y emociones

#6-practica la aceptación

Si te gustó este artículo compártelo en las redes con tus amigas y familia, hay botones al principio y al pie.
¿Te gustó este artículo? No te pierdas la próxima edición del boletín semanal gratis “Entrenamiento Práctico para Aumentar tu Autoestima con más de estos. Sólo tienes que suscribirte aquí: 

——-

 

 

——-

María KellerMaría Keller Sarmiento, Mentora y Terapeuta Espiritual.

Ayuda a las mujeres a sentirse más amadas, valiosas y seguras en si mismas

2 Responses to Si tienes estos miedos te falta Autoestima – 6 claves para minimizarlos
  1. Miedo al abandono ..nunca me senti amada ni valorada..miedo al fracaso …al rechazo


[top]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sólo tienes que registrarte aquí y cada semana recibirás mis recomendaciones, orientación y promociones totalmente gratis!.
 
 
Al igual que a ti, no me gusta el SPAM. Respeto tu privacidad al 100% y puedes desuscribirte si no te interesa lo que comparto contigo.